El Dr. Enrique Peñalver, amigo de la Asociación Cultural Bajo Jalón y conferenciante en las últimas Jornadas Aragonesas de Paleontología, acaba de publicar un artículo en la prestigiosa revista británica “Nature communications” en el que se expone la primera evidencia directa fosilizada de un parásito, concretamente una garrapata, en un dinosaurio.

Esta garrapata, atrapada en ámbar junto con una pluma, demuestra que chuparon la sangre de algunos dinosaurios con plumas hace unos 100 millones de años.

Podéis leer el artículo completo aquí.